And the Oscar goes to…

¡Bienvenidos a la época de las entregas de premios! Y nadie mejor que Hugh Jackman (#elseñorquehacetodobien) y la mejor apertura de los Oscars de los últimos años para  meternos de lleno en el mundo de los galardones más famosos del mundo!

Como todos los años nada más pasar las fiestas navideñas, todas las noticias que vienen del mundo del cine se llenan de términos como alfombra roja, nominaciones, estatuillas, así como una infinidad de categorías de premios que nos vuelven a sorprender año tras año de su existencia.

Mi primer recuerdo claro de estos grandes premios se lo debo a Titanic. Por aquel entonces no tenía mas que 10 años pero como buena hermana pequeña copiaba todo lo que hacía la mayor, así que ese año nuestra habitación estaba empapelada con las caras de Jack y Rose (posters sacados de la SuperPop, of course), grabamos todos los documentales que emitían sobre la tragedia, making of de la película, entrevistas, etc., etc., así como escuchamos y vimos un número desproporcionado de veces y de una manera desproporcionada, llorando a lágrima viva, el vídeo de “My heart will go on” donde lo menos importante era Celine Dion. Solo queríamos ver a Leo que nos tenía locas. En mi casa éramos socios de Canal + y esa edición de los Oscars fue grabada en la pertinente cinta VHS para ser guardada como una reliquia más de la colección “Recuerdos de (#cuandoestábamoscompletamentelocas) Titanic”. Aunque nuestro enfadado por no haber nominado a Mejor Actor a nuestro Leo era mayúsculo (ahora que el pobre es un buen actor no es que le hayan mejorado las cosas), al día siguiente al volver del cole nos vimos la ceremonia enterita y celebramos cada uno de los premios como si nos lo hubieran dado a nosotras.

No sé si he vuelto a ver la película entera desde entonces, me da mucha pereza, pero guardo un recuerdo genial de aquellos días. Además, a partir de ahí nos hicimos asiduas a grabar cada año los premios y verlos al día siguiente mientras tomábamos una de nuestras meriendas molonas.

¿Cuál es vuestro primer recuerdo o aquel que recordáis con especial cariño de una entrega de premios de este tipo?

Era necesario: Diferencia entre magdalenas, muffins y cupcakes.

Magdalena vs Muffin vs CupcakeHace poco leí un comentario en el muro de Facebook de “El rincón de Bea” (quien quiera enterarse de qué va esto de la repostería en general y la repostería creativa en particular, es necesario visitar su blog). Se trataba de una foto de la pastelería de El Corte Inglés con unos supuestos cupcakes a un precio bastante alto, que según nos comentaba no venían a ser más que magdalenas recubiertas de nata. Quienes no hayáis visto la preparación de un cupcake nunca, pensaréis, “¿y no es lo mismo?”. Pues no, amigos míos. La foto venía a denunciar el provecho que le sacan las grandes empresas a esta moda (y a otras muchas) vendiendo un producto como otro que no tiene nada que ver. No quiero demonizar a las grandes compañías (Dios me libre jijijiji), pero ese día  hubo mucho revuelo de gente opinando en dicho muro de Facebook. Muchos de ellos indicaban, a mi criterio con toda la razón, que lo que pasaba es que las grandes compañías de lo que se aprovechan es del desconocimiento de la gente, por lo que he visto necesario dejar claras ciertas diferencias entre magdalenas, muffins y cupcakes para que no os den gato por liebre en ningún sitio. Los ingredientes (harina, azúcar, huevos y levadura) y la apariencia son a veces muy parecidos, pero hay que fijarse bien porque la mayoría de las diferencias se encuentran en la elaboración de las masas, en los sabores y decoraciones. Sigue leyendo

Galletas Navideñas o para cualquier época del año

563743_10151317293149301_296820070_n

¡¡¡¡¡¡¡¡Feliznavidadfelizañofelicesreyes a todos!!!!!  Me lo voy a quitar todo de una porque luego no tengo tiempo/se me olvida. Y es que por fin tengo un momento para actualizar. Es llegar Navidad, Semana Santa, un puente, o cualquier cosa que deje la rutina a un lado y empiezo a tener más cosas que hacer que Papá Noel y los Reyes Magos juntos. Aunque por otro lado que también tengo que reconocer que la mayoría de las cosas que he hecho han pasado por mi cocina y horno, con lo cual me quejo más bien por gusto. Han sido dos semanas en las que apenas he salido de la cocina, pero ha merecido la pena ya que ha habido galletas, cupcakes y tartaletas de tarta de queso para todos!!! (O casi todos).

Hoy quiero dejar la receta de las Galletas de Mantequilla por la que muchos me habéis preguntado. Y no es porque las haga yo, pero es que me salen buenísimas!!! Los ingredientes son muy fáciles de encontrar y la receta es rápida de preparar. Al menos la masa y el horneado. Según vayamos añadiendo decoraciones, tardaremos más. Sigue leyendo

Bailecitos legendarios de la historia del cine

filmroll

El otro día, viendo a Tom Cruise en El hormiguero, me acordé de lo jovencito y guapo que estaba en Risky Business, cuando aún no era un  friki de la cienciología (por cosas que he leído da miedito, por cierto). Aunque la película es de 1983, yo la vi en los 90 y junto a Top Gun y Días de trueno, o las mejores El color del dinero y Rain Man, caí completamente enamorada de esa la sonrisa maravillosa. El caso es que a raíz de ello recordé el baile que se marca en Risky Business, uno de los más imitados del cine,  y me di cuenta (¡yo solita!) que eso de los “bailecitos” es algo muy socorrido en algunas películas. Muchos se han quedado grabados en la memoria colectiva de todos y me empezaron a venir a la mente multitud de ejemplos, por lo que he decidido hacer el ranking de los:

10 “BAILECITOS” LEGENDARIOS DE LA HISTORIA DEL CINE:

(Según mi criterio, claro. Espero no herir la sensibilidad de nadie con ninguna de las elecciones, porque sí, soy completamente consciente de lo malas que son algunas de las pelis, ¿y qué?) Sigue leyendo

Taller de cupcakes y galletas navideños (o lo que a Mario se le pasaba por la cabeza…) con RECETA!!

45297_10151295796514301_1252030423_n

El domingo pasado metí todos mis artilugios de repostería en cajas (y son muchísimos, ¡llené 3 cajas!), Diego cargó con el mini-horno que él mismo me regaló y nos fuimos a preparar lo que sería mi primer intento de dar un curso sobre decoración de galletas y cupcakes. He de decir que no salió del todo mal. De hecho me lo pasé como una enana haciendo y deshaciendo, mis alumnos se portaron muy bien, aunque alguno con una creatividad fuera de lo normal se saliera un poco de la temática, y mi quiridísima veci-cuñada me hizo unas fotos maravillosas. Además conseguí, que era en realidad lo que buscaba, saber qué me es necesario para poder dar un curso en condiciones, cosa que espero hacer en algún futuro no muy lejano.  Sigue leyendo

¿Un brownie para merendar?

Ñam, ñam ñam ñam ñam, ñam ñam ñam, ñam ñam, ¡ñam!

¡Os doy la bienvenida a lo que espero sea el comienzo de una larga lista de recetas! No podía comenzar por otra que no fuera ésta. Fue la primera que hice y la que dio paso desde hace unos años a mi locura repostera.

Esta receta no es la del brownie original, de la que se cuenta que se originó a raíz del descuido de un pastelero norteamericano del siglo XIX al olvidarse echar levadura en un pastel de chocolate. Esa la dejaremos para otro día. La receta que os dejo hoy es la de un esponjoso brownie con nueces, perfecto para meriendas en esta época de lluvia acompañando a un café calentito. Sigue leyendo

Madrid, Madrid, Madrid

Londres, Tokio, París, Nueva York, Berlín, Buenos Aires, Amsterdam, Shanghai, Roma. Todas ellas, sin duda, ciudades espectaculares. Ciudades que hay que visitar al menos una vez en la vida. Ciudades por las que seguramente la mayoría de la gente daría un brazo por vivir en ellas. Yo no. Y lo digo casi con vergüenza. Sigue leyendo

Y otra de obsesión!!!

Últimamente me obsesionan varias cosas. Dos de ellas han sido las primeras entradas del blog, pero sin duda la obsesión que más me tiene comido el cerebro, a la que más horas dedico, en la que más pienso, en la que más tiempo gasto en Internet, tiempo mirando libros,  el tiempo de mi familia y amigos hablando de ello, tiempo en la cocina, tiempo en ir a ver tiendas especializadas (y hablo de tiempo por no decir dinero…) es el mundo de los cupcakes y las tartas!!!! Sigue leyendo

En busca de la felicidad perdida. El gran Meaulnes.

En cuanto a cómo afrontar la vida, en mi opinión existen dos tipos de personas: por un lado están los que quieren crecer a toda costa, dejar atrás el pasado y mirar solo hacia delante. Por otro, quienes llevan por bandera el lema “Cualquier pasado fue mejor”, a los que les ha calado el síndrome de Peter Pan hasta los huesos y todo lo que hacen está rodeado de una aureola de melancolía. Tengo que admitir, por si quien me conoce aún no lo sabía,  que soy del segundo grupo. Por eso supongo que me ha cautivado este libro como no lo había hecho otro. El Gran Meaulnes, es toda una oda a esa melancolía, a buscar lo que una vez tuvimos pero hemos perdido y no sabemos por dónde empezar para volver a encontrarlo. Sigue leyendo

Porque lo maravilloso es muy molón

¡Tengo estas tazas! (Como inicio del ajuar que yo misma me estoy haciendo) ¿A que son lo más de lo más?

Tenía que abrir el blog con lo que más me está quitando el sueño en los últimos tiempos: el diseño. Me puedo pasar horas y horas rebuscando entre blogs, saltando de uno a otro, devorando con los ojos todas las maravillas que ofrece el mundo del diseño. Ropa, muebles, portadas de libros, carátulas de películas, carteles de conciertos, álbumes de fotos, anuncios, cajas para empaquetar (dichoso packing,  cada día sueño con qué puedo regalar a alguien sólo por hacer un paquete bonito), pasando por, como no, el diseño de tartas y pasteles, pero eso es otro tema que va en otra parte del blog. Por ello tenía que empezar enseñando lo que hace un equipo de diseñadores desde Barcelona, ya que como su propio nombre indica es molón, pero molón, molón. Mr. Wonderful es un estudio de diseño gráfico en el que elaboran todas las cosas que tenía en mi cabeza con las que decorar mi vida. Así, un día sin más, descubres que hay unos señores que te han leído la mente y la han transformado en tienda. Si entráis en la página y la veis un poco por encima no penséis que son todo cosas bonitas con las que llenar tu casa y ya (que también), no, no, no. Lo mejor es el buen rollo que transmiten en todas sus creaciones y que se puede leer a través de mensajes positivos que aparecen en muchos de los productos.  Por otro lado, en el blog podéis encontrar un sin fin de ideas, inspiración o, como es mi caso, levantarte cada mañana un poco más feliz a lo tonto leyendo una nueva entrada. En fin, a mi ya me ha llegado algún paquete suyo a casa, a ver si alguien más se anima al ver los productos tan geniales que ofrecen.

El blog: http://muymolon.com/

La tienda: http://mrwonderfulshop.bigcartel.com/